7 dic. 2009

" DONDE NOS DIERON, NOS VUELVEN A DAR "

"Los políticos que deshonran al ladrón común"



En estos tiempos que corren,
donde nos dieron, nos vuelven a dar.
Tal es así, que antaño no tenia nada,
hoy tengo la mitad.
La codicia y el ansia de otros por tener,
se ha vuelto tan perversa y rastrera
que con tal de poseer,
nadie duda en pisar a cualquiera.
Con el paso de los años,
uno ve, que tiene mas deudas
que callos en las manos,
que se tienen mas arrugas en la frente
que dinero en la cuenta corriente
y sin haber dejado de trabajar
y en muchos casos, lo que le queda a uno
lo encuentra frente al espejo, la dignidad.
Entonces surgen las preguntas de siempre.
-¿Donde está el fruto de mi trabajo?.-
-¿Donde está el sudor de mi frente?.-
-¿Donde están mis amigos?.-
-¿Donde está mi gente?.-

Son preguntas que se lanzan al aire
produciendo un eco vacío,
donde todo el calor que despedías
se ha convertido en frío.
Son preguntas retóricas,
que vuelven al mismo sitio,
son preguntas huecas y vacías
que no tienen sentido.
Sobre todo, para aquel que las escucha
y sigue su camino,
sobre todo, para aquel que disfruta
del descanso que nunca has tenido,
sobre todo, para aquel que despilfarra
la cosecha que tú has conseguido.

Son buitres y alimañas
sin escrúpulos ninguno,
que por ser nobles y confiados
nos despluman uno a uno.

Es la pura realidad.
En tiempos de crisis, estos individuos
desarrollan su ingenio y habilidad,
son parásitos del prójimo
que chupan la sangre y algo más.

Son carroñeros de otra dimensión
que engordan sus cuentas y bandujos
mientras tú te aprietas el cinturón.

-!! Como brilla esa tarjeta ¡¡-,
más que las luces del burdel,
donde tuya es parte de la cuenta
y de ellos solo el placer.

Y cambiando de tercio,
-!! la que nos metieron con el euro ¡¡-.
-!! Ay ¡¡-. Cuanto echo de menos la peseta.
Todo cuadraba, era perfecto,
pero llegó el euro y el redondeo
y lo que antes acariciabas con las manos,
hoy se escapa entre los dedos.

Dichosos aquellos
que aún conservan la moneda,
porque ellos son testigos
de tan doloroso engaño,
y porque ellos se dieron cuenta
de que el euribor no era un tango.

Que el "T.A.E." para los inmigrantes
ya no es "Todos A España",
porque según el "INEM", el que más
o el que menos, se levanta con legañas.

Creía, que éramos parte importante del mundo
y me sentía orgulloso como patriota,
pero hoy somos las narices de África
y el inmenso y eterno culo de Europa.


Santiago Serrano Bravo.

No hay comentarios: